PROGRAMA
MATERIA: GEOGRAFIA DE MEXICO
SECUNDARIA : SEGUNDO
BIMESTRES
Apuntes
Sesiones
Fecha
Meta ó Propósito
Métodos ó Técnicas
Apoyos y Recursos Materiales
Habilidades a Desarrollar
Actividades
Evaluación
APUNTES

*PROBLEMAS DE LA URBANIZACION*

El crecimiento en las áreas urbanas se debe tanto al incremento en la inmigración a las ciudades como a la fecundidad de la población urbana. Mucho del desplazamiento a las ciudades tiene lugar por el deseo de las poblaciones rurales de aprovechar las ventajas que las zonas urbanas ofrecen, como mayores oportunidades de educación, atención a la salud y servicios como los recreativos. Los pobres en zonas urbanas tienen menos oportunidades de educación que quienes no son pobres, pero aún así tienen más oportunidades que la población rural7.

Las tasas de fecundidad urbanas, si bien son inferiores a las del contexto rural en todas las regiones del mundo, también contribuyen al crecimiento de la población urbana. En áreas urbanas las mujeres emigrantes de zonas rurales tienen más hijos que las nacidas en la ciudad8. Por supuesto que la inmigración rural a las zonas urbanas no está formada por un conjunto aleatorio de población rural, sino por personas que probablemente hubieran deseado menos hijos, incluso si se hubieran quedado en el campo, por lo que probablemente se exagera el efecto de la migración en la fecundidad al observar la diferencia en la fecundidad de las mujeres rurales y las que emigran a zonas urbanas.

En el África subsahariana las tasas de fecundidad urbana son de alrededor de 1,5 niños menos que en las zonas rurales, y en América latina la diferencia es de casi 2 niños9. Es decir, que la urbanización mundial probablemente reduce el crecimiento de la población, al mismo tiempo que concentra algunos de sus efectos ambientales en ciertas áreas geográficas.

Efectos ambientales de la urbanización

Existe una interacción entre las poblaciones urbanas y su medio ambiente. La gente cambia el medio ambiente a través del consumo de alimentos, energía, agua y el uso de la tierra, y a su vez la contaminación ecológica urbana afecta la salud y la calidad de vida de las poblaciones en las ciudades.

Las personas que viven en zonas urbanas tienen un perfil de consumo muy diferente al de los residentes de áreas rurales10. Por ejemplo, las poblaciones urbanas consumen mucha más comida, energía y bienes duraderos que las poblaciones rurales. En la China, durante la década de 1970, las poblaciones urbanas consumieron más del doble de carne de cerdo que las poblaciones rurales que criaban los puercos11. A medida que progresó el desarrollo económico, la diferencia en el consumo se redujo al mejorar la dieta rural, pero incluso así una década más tarde las poblaciones urbanas comían un 60% más de cerdo que las rurales. El crecimiento en el consumo de carne es señal de mayor afluencia en Pekín. En la India, donde muchos de los residentes urbanos son vegetarianos, el aumento en el consumo de leche es un símbolo de mayor prosperidad.

Las poblaciones urbanas no sólo consumen más alimentos sino también más bienes duraderos. A principios de la década de 1990, los hogares chinos en áreas urbanas tenían más del doble de probabilidades de tener una televisión, ocho veces más de tener una lavadora y 25 veces más de tener un refrigerador que los hogares rurales12. Este incremento en el consumo es el resultado del mercado laboral, los salarios y la estructura de los hogares urbanos.

Los bienes duraderos generalmente los utiliza la totalidad del hogar, en vez de una sola persona, y los hogares urbanos son más pequeños que los rurales, en parte porque las tasas de fecundidad urbanas son menores, y con el tiempo continúan reduciéndose en tamaño a medida que se eleva su ingreso y educación. Ello sugiere que el índice de consumo de bienes duraderos en áreas urbanas probablemente se eleve por encima del índice del incremento de la población, y la mayor parte de los bienes duraderos requieren energía eléctrica para funcionar.

Efectos de la degradación ambiental en la salud

El medio ambiente urbano es un factor importante para determinar la calidad de vida en zonas urbanas y el impacto ecológico de dichas zonas. Entre los problemas ambientales urbanos se encuentran la insuficiencia de agua y saneamiento, la acumulación de basura y la contaminación industrial18. Desafortunadamente, es caro reducir dichos problemas y aliviar sus efectos sobre la población urbana.

Entre las implicaciones de salud de estos problemas ambientales se encuentran las infecciones respiratorias, y otras infecciones y enfermedades parasitarias. Los costos de capital para construir una infraestructura ecológicamente más sana (por ejemplo, la inversión en el transporte menos contaminante, como un metro) y para construir más clínicas y hospitales son superiores en las ciudades, donde se pagan jornales más altos que en las áreas rurales, y el terreno es mucho más caro en las ciudades por la competición por el espacio. Pero no todas las áreas urbanas tienen el mismo tipo de problemas de salud o situación ecológica; algunos investigadores sugieren que los indicadores de problemas de salud, como los índices de mortalidad infantil son más altos en las ciudades que están en rápido crecimiento que en otras donde en crecimiento es más lento19.

Problemas en la política ambiental urbana

Comenzando con la década de 1950, muchas ciudades en los países desarrollados han hecho frente a sus dificultades ambientales. Los Ángeles ha reducido drásticamente su polución atmosférica. Muchas ciudades que se expandieron cerca de ríos han logrado limpiar las aguas de los mismos que se contaminaron con el desarrollo industrial. Pero al comienzo de su desarrollo, las ciudades generalmente no tienen tanta riqueza para asignarla a mitigar el impacto urbano sobre el medio ambiente, y si la falta de recursos va acompañada de gobiernos ineficaces, puede que la ciudad en desarrollo tarde muchos años en reducir ese daño. Es esencial tener un gobierno urbano fuerte para avanzar en este aspecto, y con frecuencia eso es lo que menos hay20. El solapamiento de jurisdicciones respecto al agua, el aire, las carreteras, las viviendas y el desarrollo industrial es una frustración para el manejo eficaz de los recursos ambientales vitales. La falta de buenos sistemas de información geográfica significa que muchos funcionarios públicos funcionan a ciegas. La falta de buenas estadísticas significa que muchos indicadores urbanos que servirían para tomar decisiones ecológicas con conocimiento no existen21.

Cuando no existe un gobierno urbano fuerte, las asociaciones público-privadas se vuelven más importantes22 y pueden servir para establecer prioridades que son ampliamente compartidas y por lo tanto llegan a implementarse. Algunas de dichas asociaciones público-privadas han propugnado hacer frente primero a los peligros ambientales que amenazan la salud humana. Los asistentes a una conferencia del Banco Mundial sobre el desarrollo ecológicamente sostenible en 1994 concluyeron que "La reducción del hollín, el polvo, el plomo, las enfermedades microbianas ofrece oportunidades de lograr un progreso tangible a un costo relativamente bajo en relativamente cortos períodos de tiempo"23. Pero en último término existen muchas otras prioridades ambientales urbanas que producen problemas crónicos para las personas y el ambiente a largo plazo, y que también tienen que abordarse.